La mítica sala Rock-ola abrió sus puertas por primera vez el 31 de Marzo de 1981. Pronto se convirtió en un lugar de encuentro para los jóvenes madrileños, que en aquel momento, buscaban un sitio donde divertirse y por qué no decirlo, un lugar donde poder expresar los nuevos valores, tendencias e inquietudes por los que estaba siendo influenciada la sociedad después de una época de represión.

La sala empezó ofreciendo conciertos todos los fines de semana, intercalando conciertos de grupos consagrados con grupos emergentes. Gracias a la gran afluencia de público, los dueños decidieron ampliar la oferta de conciertos a varios días a la semana, lo que provoco que Rock-ola no fuera solo una sala de música en vivo y se convirtiera también en una popular discoteca o un gran bar de copas donde acudir a diario.

rock-ola2En noviembre de 1984 un incendio en los bajos de la sala, provoco importantes daños en mobiliario, equipo y el archivo que guardaban. Los desperfectos en la sala y la decadencia que estaba experimentando la conocida como movida madrileña, provocó que los dueños decidieran pasar página y cerrar la sala Rock-ola.

Tras más de treinta años cerrada, la legendaria sala Rock-ola vuelve abrir sus puertas, en la calle Jose Abascal 8. La iniciativa parte de mano de los dueños del popular club de pop-rock Independance con parte del equipo de la sala original. La idea es dirigirse a un público de unos treinta años de edad que quieran escuchar música pop-rock y huir de la música comercial y el reggaetón que hoy en día nos rodea. Todo ello, sin perder el espíritu de lo que fuera la sala en los 80.

rock-ola1

En principio la sala abrirá las puertas sólo viernes y sábado, aunque no se descarta ampliar a jueves si el público responde y como en los orígenes del recinto. También se podrá escuchar música en directo de grupos emergentes. El objetivo es que los asistentes puedan llegar a sentirse como los jóvenes lo hicieron en 1981.

by:  J.Vicente

 

No te pierdas...

1 comentario

Deja un comentario