Seguramente una de las cosas buenas y a la vez imprescindibles que tiene la Semana Santa es sin duda las Torrijas. El dulce estrella que brilla con luz propia en esta época del año dirigido a todo tipo de público. Pero, ¿conoces su origen o el porqué es típico en Semana Santa?.

Para averiguar de donde viene la torrija tendríamos que viajar en el tiempo hasta siglo IV donde el gastrónomo romano Marco Gavio Apicio en su colección de recetas latinas destaca una especialmente donde decía que la rebanada de pan tenía que sumergirse en leche con nombre de “Aliter Dulcia”. Posteriormente en Francia también se recogió en el recetario “Le Viandier de Taillevent” como las tostadas doradas mencionando ya la yema de huevo batida antes de pasarlas por la sartén y espolvorear con azúcar.

En España allá por el siglo XV la torrija aparece citada por Juan del Encina en libros de recetas. Ya a comienzos del siglo XX la torrija era un dulce imprescindible sobretodo en la viejas tabernas de Madrid donde se servía acompañada de un buen chato de vinoPero, ¿por qué en Semana Santa? Pues bien, al parecer, el no poder comer carne en tiempo de Cuaresma hizo que la gente aprovechara para cocinar esta receta con alto poder calórico para aguantar sin problemas en estas fechas. 

Un buen Pan, leche, harina, limón, aceite, canela, azúcar y tienes todo lo necesario para saborear de una deliciosa torrija en Semana Santa. ¡A comer se ha dicho!

 

No te pierdas...

Deja un comentario