Llegado el día 6 de enero, raro es no ver en cada casa el dulce más preciado de comienzos de año: el Roscón de Reyes, claro y notable protagonista para desayunar, comer de postre, con el café o simplemente para comer a cualquier hora del día. Y es que junto con los regalos el Roscón de Reyes se hace compañero indispensable de los mismos.

Pero si profundizamos más en este dulce es imposible no hacernos preguntas como: ¿de donde vendrán los orígenes del Roscón de Reyes?, ¿ por qué es típico de la Navidad?, ¿por que llevan dentro un regalo y una haba?, pues bien, hoy desde Mirada Nostálgica te resolvemos algunas de estas preguntas que todos nos hemos hecho en alguna ocasión.

Lo primero que debemos saber es que el Roscón de Reyes aunque  la tradición marca comerlo el día 6 de enero y en Navidad, en absoluto tiene que ver en sus orígenes con el nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos al famoso Portal de Belén ya que su verdadero origen data del siglo II a.c. en la mitad del mes de diciembre. Se realizaban unas celebraciones paganas conocidas por entonces como “Las Saturnales” en homenaje al dios de la agricultura y la cosecha para festejar la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz.

Gracias al dios Saturno, “Las Saturnales” era un periodo de fiesta en el que los esclavos estaban excusados de cualquier trabajo y podían pasar esos días de una manera divertida sin ningún problema. Entre sus festejos preparaban una torta a base de miel y en la que se le introducía algunos frutos secos e higos convirtiéndose así en uno de los más populares durante la celebración de esta fiesta.

Varios siglos más tarde se introdujo la conocida haba, considerado un símbolo próspero y de fertilidad, por lo que aquel que encontrara en su ración esta legumbre se le auguraba prosperidad durante el resto de año para su felicidad.

Pero el Roscón de Reyes iba a sufrir otra ligera transformación ya que a lo largo del siglo XVIII, un cocinero tuvo la idea de introducir como sorpresa una moneda de oro con ganas de contentar al pequeño rey Luis XV. Desde aquel momento la moneda adquirió más valor emocional que el haba, convirtiéndose en el premio más deseado por todos los comensales.

En cuanto a la verdadera procedencia del Roscón de Reyes se cree que en Francia y más concretamente en su zona sur con su conocido Le Gâteau des Rois” fue la pionera, para luego expandirse por España en las zonas de Cataluña, Navarra, Valencia y Andalucía. En la actualidad la ciudad donde más Roscón de Reyes se consume es Madrid.

No te pierdas...

1 comentario

Deja un comentario