Esta semana comienza uno de los acontecimientos en el mundo de la moda más importante de nuestro país, la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, pero para muchos de nosotros sigue siendo “La Pasarela Cibeles”. Hoy os contamos los comienzos de este evento.

En los años 80 nuestros vecinos franceses eran pioneros en el pret-a porter, la cuna de la moda se encontraba en su capital París. En España no nos queríamos quedar atrás, por lo que un febrero de 1985 se celebraría la primera semana de la moda en Madrid, seis diseñadores presentarían sus colecciones en una carpa circense alquilada por Teresa Rabal (sí, la de veo veo) en plena plaza de Colón.

En la siguiente edición y tras reconocer que las condiciones de la carpa no eran las más convenientes, la organización se trasladó al Museo del Ferrocarril de la antigua estación de Delicias, se unieron nuevos diseñadores que aún siguen en las pasarelas como Jesús del Pozo o Roberto Verino.

Al año siguiente y con más participantes sobre la pasarela la localización vuelve a cambiar al recinto ferial de Casa de Campo durante varios años. La organización volvió a cambiar de parecer tras quejas de la lejanía y las condiciones del edificio y se vuelve a cambiar la localización al Palacio de Congresos.

Por fin en 1996 IFEMA se queda como sede de la semana de la moda madrileña donde saldría por dos años en 2006 y 2007 que se traslada al Retiro. Si alguno de vosotros recuerda esta última localización, os acordaréis de las quejas y protestas que hubo durante estos dos años por la prohibición de los peatones a las zonas de transito más frecuentadas del parque.

Desde entonces no se ha movido del recinto ferial, pero si ha sufrido cambios lingüísticos, tras los apretados presupuestos de celebrar allí las presentaciones la organización se asocia con Mercedes Benz, uniéndose así al resto de pasarelas de otros países como Nueva York, Londres o Berlín, promocionadas por la marca alemana.

Como todo en la moda ya no es lo que era, antes existía exclusividad para la prensa y profesionales del sector, ahora venden las entradas; en el 93 Javier Larrainzar cerró con Kate Moss y en el 95 Victorio y Lucchino contratan a Elle Mcpherson. Hoy se cree que ninguna modelo mundialmente conocida quiere pisar esta pasarela por su mala imagen. Siempre nos quedará el recuerdo de Cibeles…

No te pierdas...

2 comentarios

  1. Preferia la de antes, ahora mucha marca, mucho tal, pero volvemos a lo que está estropeando hoy en día todo: postureo

Deja un comentario